IandO Group

¿Se puede sembrar el coral?

¿Sabías que el coral tiene más en común con los animales que con las plantas? De hecho la ciencia lo concibe como un superorganismo  estrechamente relacionado con las medusas y las anémonas.

Los ecosistemas de arrecifes, de vital importancia, están amenazados por actividades humanas como la contaminación, las prácticas pesqueras insostenibles y el cambio climático global. Afortunadamente, hay cosas que la gente está haciendo para ayudar.

 

Con la plantación de 20.000 pies de coral frente a las costas de Cancún y la Riviera Maya, Caribe mexicano, las autoridades ecológicas avanzan en la recuperación del Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM), la segunda barrera de coral más grande del mundo.

Pero, ¿de verdad se puede “plantar” el coral? Y de ser asi, ¿cómo funciona? Te lo explicamos a continuación:

Charles Darwin ha recibido el crédito de ser el primer restaurador de corales del mundo. En uno de sus múltiples viajes se dio cuenta de que el tránsito constante de los barcos, así como sus anclas en el lecho marino, arrastraban y movían el coral de lugar. Usando esa observación, teorizó que al asegurar el coral en su lugar, debería recuperarse y volver a crecer.
Probó esta teoría golpeando pedazos de bambú en la arena y atando los fragmentos de coral no asegurados.

 

Después de observar los corales a lo largo del tiempo, determinó que al hacerlo no solo sobrevivió, sino que comenzó a regenerar y reemplazar las áreas de tejido perdido.

Actualmente, existen otros métodos para la restauración de coral:

RESTAURACIÓN ESTRUCTURAL

En áreas del lecho marino que se han reducido a escombros o arena, los corales no tienen una estructura sólida para adherirse y terminan siendo desgastados o enterrados durante las olas altas.

Es por ello que la restauración estructural consiste en la construcción de arrecifes artificiales utilizando restos de naufragios, reubicación de rocas y cabezas de coral muertas.

 

El objetivo es aumentar la cantidad de estructura de arrecife y hábitat disponible para que crezcan los corales y otros organismos.

Además de restaurar los arrecifes dañados, esta técnica también se puede utilizar para extender los límites de los arrecifes, crear nuevos arrecifes en llanuras de arena, mejorar la pesca o crear sitios de buceo alternativos para mitigar los impactos negativos del turismo de buceo.

RESTAURACIÓN BIOLÓGICA

La restauración biológica implica aumentar la cantidad de corales vivos en el arrecife en áreas donde la estructura ya está disponible. Esto se logra a través de métodos tales como recolectar y rehabilitar fragmentos de coral rotos de forma natural, propagar colonias de coral, cultivar larvas de coral o trasplantar colonias de coral vivas.

El objetivo general de la restauración biológica es regenerar los corales en áreas donde las poblaciones se han reducido o perdido por la enfermedad  “blanqueamiento de coral”, depredación, crecimiento excesivo de algas, sedimentación, etc.

 

 

Después de este tipo de eventos de mortalidad masiva, se pueden usar pequeñas colonias de coral para ‘sembrar’ el arrecife que eventualmente crecerá lo suficiente como para volverse sexualmente reproductivo y devolver el equilibrio.

RESTAURACIÓN FÍSICA

La restauración física implica simular las condiciones en que los corales crecen para mejorar su salud, crecimiento y capacidad reproductiva.
Se utilizan viveros para la rehabilitación de corales dañados antes de volver a colocarlos en sustratos artificiales o naturales.

Los corales crecidos en estos viveros tienen tasas de supervivencia muy altas y tienden a crecer más rápido que colonias similares en el arrecife natural debido a la disminución del estrés causado por la sedimentación, la eutrofización, la depredación o la contaminación.

 

Algunos corales crecen aproximadamente a la velocidad del cabello humano (10 cm por año), mientras que otros corales duros crecen aún más lentamente, 2 cm por año.

Esto significa que cultivar y plantar coral es un proceso a largo plazo.
Todos podemos apoyar los corales y la salud de los océanos reduciendo nuestras huellas de carbono, la cantidad de basura que producimos, optando por un protector solar amigable para los arrecifes y eligiendo comer mariscos cosechados de manera sostenible.
Open chat
1
Hola ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by